La Reforma de la Universidad Chilena

Logo ADDHEE

foto clotarrrio

“No hay libertad auténtica si no se termina con la enajenación del individuo sometido a la brutal encrucijada de la incultura, la falta de trabajo, la falta de atención médica, el hambre y la miseria.”…
“La Revolución Socialista / Marxista es un gran hecho educacional / cultural con una profunda toma de conciencia de un pueblo explotado y no solo político y económico”.

Dr. Salvador Allende Gossens, Presidente de Chile, en la Universidad del Norte de Chile, Sede Antofagasta – desaparecida por la dictadura cívico-militar- agradeciéndole a la Comunidad Universidad Nortina Chilena, su apoyo en la reciente elección presidencial, 10/12/1970.
“Con los señores rectores coincidimos plenamente, reitero, en que la Universidad, conservando plenamente su autonomía – académica, administrativa y territorial-, lo que no significa estar aislada, será una Universidad vinculada en la profundidad de los anhelos y realidades de la patria para convertirse en un laboratorio de ideas y pensamientos al servicio del pueblo y del progreso nacional”
Dr. Salvador Allende Gossens 5/8/1971, con motivo de la promulgación del nuevo Estatuto Orgánico de la Universidad de Chile, que reemplazó al “DFL” número 280, del 20/mayo/ 1931.
Después de los prolegómenos antes citados, comentaré una síntesis en la presentación del compañero Clotario Blest Riffo en la apertura del claustro de reforma de la Universidad del Norte de Chile, “Es un orgullo y un honor para el subscrito presentar al distinguido invitado que dará inicio al proceso de reforma de la Universidad Regional, compañero Blest Riffo, Presidente fundador de la Central Única de Trabajadores, el que disertará sobre “ la función de la Universidad reformada”: Unir la luz con el sudor”.
La Universidad del Norte de Chile fue fundada y es dirigida hasta el infausto 11/09/1973 por la compañía de Jesús. Desde la fatídica y nefasta fecha antes citada, la Casa de Estudio Superiores del pueblo del norte se haya desaparecida.
Mis trabajos y esta presentación contaron con el apoyo de la Federación de Estudiantes de la que fui vicepresidente y representante de los estudiantes en el Consejo Superior de la Universidad Regional, que encabezaban los compañeros Héctor Muñoz Cruz y Galvarino Jaramillo Pfluckr, de la Juventud del Partido Socialista de Antofagasta, de los destacados académicos: Prof. Dr. Viterbo Osorio Satelices, el Prof. Dr. Luis Bisquertt Susarte y profesores de la Facultad de Filosofía y Educación de esa Casa de Estudio Superiores, reitero, fundada y dirigida hasta nuestros días por la Compañía de Jesús . Fundada y dirigida hasta el11/9/1973, por la Compañía de Jesús

El año 1967, las ocho Universidades de Chile, inician un fuerte movimiento estudiantil, un proceso de reforma universitario, estudiantes, profesores, personal administrativos y de servicio ,postulan el derecho de la comunidad universitaria de autogobernarse, y que son ellos los que deben designar sus autoridades en votación universal ponderada. Este movimiento, de reforma universitaria tuvo cuatro ideas centrales, en el marco de que la educación en general y universitaria en particular debe entenderse, como un derecho social al igual que la atención médica, como una función humanizadora, liberadora por excelencia en el intento de perpetuar lo mejor de nuestra de cultura y prevenir el olvido. Además permite transformar las cosas como elementos progresistas para romper con la fatalidad / la resignación. Es el camino más corto para salir de la miseria física y psíquica de la pobreza y el subdesarrollo-
La Ciencia (investigación) como herramienta de interpretación de la realidad del país, de la Universidad comprometida con la transformaciones regionales / sociales. El pluralismo apuntando a que todas las corrientes significativas del pensamiento tienen las posibilidades institucionales de desarrollarse libremente, y confrontarse en la vida académica.- docencia, investigación, y extensión, y como colofón, la autonomía universitaria- académica, administrativa y territorial-, sostuvo el derecho inalienable de la Universidad a ejercer libremente su propio Gobierno, a fijar métodos propios en su quehacer académico y señalar las líneas de desarrollo de ésta.

universidad

El movimiento de reforma Universitario logró sus objetivos en todas las Universidades, el más importante, junto con fijar las grandes líneas de la vida institucional de cada Casa de Estudio Superiores, elaboró sus nuevos estatutos que serán expresión del espíritu de la reforma universitaria. Las Universidades gozaron de un amplio régimen de autonomía, en el Gobierno Universitario, académico, administrativo, territorial y financiero especialmente, debido al resguardo de las leyes correspondientes del Estado de Derecho.
El Estado, encomendó a las universidades públicas y privada la fijación de sus propios fines y funciones. Así como las formas de administrarse y gobernarse y les garantizo la disposición de los recursos económicos para ello. La propia Constitución política, reconoció, las garantías antes señalada y un sistema legal especia permitió a estas Casas de Estudio Superiores, regular sus actividades internas y su relación con el sistema jurídico general de Estado. Esto último constituía una muestra de confianza que el Estado tenía en su Universidad y en la certeza de estas cumplirían con los compromisos contraídos con la sociedad de la que formaban parte y que democráticamente les había concedido privilegios. Las garantías constitucionales aprobadas por el Congreso Nacional y por el elegido Presidente de la Republica Dr. Salvador Allende Gossens, respecto a las Universidades Chilenas establecían lo siguiente:
“Las Universidades Estatales y Privadas, reconocidas por el Estado son personas jurídicas dotadas de autonomía académica administrativa / financiera y territorial. El personal académico es libre para desarrollar las disciplinas conforme a sus ideas dentro del deber y principios diversos y discrepantes. Los estudiantes universitarios tienen derecho a la expresión de sus propias ideas y a escoger en cuanto sea posible la enseñanza y tuición de los profesores que prefieran”…
Que ha existido discrepancia sobre la autonomía universitaria, sobre cómo la entienden los sectores progresistas y los reaccionarios, nadie lo discute. Pero para cualquiera persona consciente, significa, en primer lugar la facultad de gobernarse por si misma y para elaborar sus estatutos, reglamentos, planes, programas de estudio, investigación y de desarrollo, así como la difusión y extensión de la cultura y poder disponer libremente de su patrimonio, de acuerdo a sus estatutos. Para esto la Universidad debe ser una comunidad de personas libres que entienden y defiendan que el conocimiento de todas las ciencias deben estar al servicio “del ser humano y su destino” para construir una sociedad a escala humana, más justa, solidaria y soberana en el marco irrestricto respeto de la dignidad y los derechos del ser humano y del entorno ecológico. / Claustro de Reforma Universidad del Norte / Chile/ 19967, 1968.

El infausto Golpe de Estado del 11 de Septiembre de 1973, no solo frustró este maravilloso desafío del Pueblo Chileno, con la reforma de su Universidad, sino que echó por tierra todos los avances logrados por la Reforma Universitaria chilena.
La dictadura Cívico militar fascista terminó con la autonomía Universitaria y desapareció dos Universidades, la Universidad de Norte Chile y la Universidad Técnico del Estado, por su apoyo al Gobierno Popular que encabezara el Presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens. Como si todo este atentado a la Educación, la Cultura y la Ciencia fuera poco, los mefistofélicos ocupantes del país, la dictadura terrorista cívico-militar, designo rectores militares en las ocho Casas de Estudios Superiores., en el marco de su despropósito, de atino de su ideario fascista que mostrando que cambiando el nombre a las cosas, cambian estas…Ni Hitler, ni Mussolinni, entre otros dictadores, se habían atrevido a tremendos desaguisados educacionales en la Educación, la Cultura y la Ciencia de sus pueblos.

Los sanguinarios militares fascistas asaltaron las casas de Estudios Supriores con la misma brutalidad con que lo hicieron en el Palacio de la Moneda en Santiago, donde asesinaron brutalmente al Presidente de Chile el Dr. Salvador Allende Gossens, su comandante 3en jefe y a un grupo de leales compañeros de su seguridad personal, en la Universidad Chilena, asesinaron profesores, estudiantes, personal administrativo y de servicio. Los libros de las Bibliotecas fueron quemados, en resumen, todo aquello que constituyeron para los peligros/asaltante para los ocupantes del país: las Fuerzas Armadas y del orden- la reserva moral de la Oligarquía empresarial farisea sofofa y sus testaferros los colegio y organizaciones de clase.

foto clotario

La desaparecida Universidad chilena reformada, jamás confundió las tareas de esta casa de estudios superiores con el programa y las metas del Gobierno. La libertad, el pluralismo, la autonomía y la reforma de gobierno democrático de la Universidad, impedían estructuralmente cualquier tipo de compromiso.
El Mercurio, el oráculo sedicioso de la Oligarquía Empresarial farisea sofofa financiado por el régimen de los EEUU para derrocar el Gobierno legítimamente elegido y asesinar al Presidente Constitucional el Dr. Allende Gossens, cada día machacaba con su campaña del terror “Los marxistas van a destruir la Universidad chilena, el Estado de Derecho y la constitución para imponernos una férrea dictadura “…
¿Cuál es la Universidad de la dictadura cívico militar fascista que impuso al Pueblo Chileno? Contesta el Rector delegado de la Universidad de Chile, un milico corrupto al servicio incondicional del capital foráneo, el general Augusto Rodríguez Pulgar – (“La casa del Prof. Andrés Bello”), “Levantemos nuestros espíritus en la reconstrucción de nuestra patria, jamás se dio antes en la Universidad una conjunción más feliz de voluntades, la suprema autoridad del Estado, el excelentísimo señor Presidente de la Republica Capitán General Don augusto Pinochet Ugarte, nos ha manifestado su voluntad de apoyar en cuanto sea necesario nuestra Corporación . Concluyó, su perorata en el marco de la prepotencia e insolencia que los cacteriza, afirmando que hay que pensar constructivamente. Si no pensamos constructivamente es mejor que no pensemos…”
El Consejo de Rectores Delegados aplaudió el Decreto Ley de dictadura cívico- militar que establecía que este sería precedido por el Ministro de Educación, quien además designara un vicepresidente. Esta medida sostiene en uno de sus considerando, “que en ningún caso significa limitar la autonomía”. Es evidente que no se puede limitar lo que no existe. Para concluir tanta miseria humana, uno de los más destacados ideólogos del fascismo del Opus Dei, Jorge Iván Hüfner, en la misma fecha en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, afirmó: “El Estado Chileno no es ahora un ente a la deriva, indiferente y sin fe ni siquiera por su propio ser, es un Estado con una gran misión que cumplir. La Universidad y su elevada misión, deben inspirar un programa y una a acción enmarcada en la sagrada línea del programa del Gobierno Militar, so pena de traicionar su elevada misión”.

Como colofón, les digo a mis estudiantes que me solicitaron estas reflexiones, este ensayo sobre la reforma de la Universitaria Chilena, les acentúo que ellos pueden y deben devolverle al Pueblo Chileno sus Soberana Constitución y su Universidad con su Ley fundamental, la autonomía, su educación, su cultura y el respeto por los valores del espíritu.

Con esperanza y memoria
Prof. Moreno Peralta / IWA
Secretario ejecutivo de la ADDHEE ONG

Un comentario sobre “La Reforma de la Universidad Chilena

  1. Pingback: Ensayo publicado en el diario “El Clarín” de Chile. 14 Junio 2016 – ADDHEE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *