El pragmatismo contemporizador de los mediocres en la Arcadia de la alegría de la sofofa

Logo ADDHEE

El pragmatismo contemporizador de los mediocres en la Arcadia de la alegría de la sofofa

La vida del individuo mediocre es un proceso  continuo de domesticación social. Si algún aspecto le permite diferenciarse de su rebaño, todo el muladar social del Artilugio de 1980/ la Constitución impuesta por la dictadura fascista de marras, lo borra.  Este individuo, el infausto 11 de Septiembre de 1973, cambió su libertad por su seguridad y finalmente, se ha quedado sin ninguna. Defiende que el ganado / la masa, le ofrece infinitas ventajas. No me sorprende que este tipo de individuo, acepte, defienda el modelo de sociedad capitalista salvaje, a cambio de ciertos renunciamientos compatibles con su estructura moral. No le exige nada a los oligarcas mercachifles sofofos, dueños de la Celestina Universal.  Fatalmente se conforma con la consigna: “Es lo que hay”.  Amolda su corazón a los prejuicios y su inteligencia a las rutinas: La domesticación le facilita su mediocre y acomplejada sobrevivencia.

El tartufo, es un mediocre que teme a la persona digna e inteligente y tiene como modelo al lacayo que impone la oligarquía empresarial sofofa y sus administradores la burguesía / clase media que simboliza al individuo pragmático contemporizador / social demócrata que de toda situación saca partido y en toda villanía tiene provecho.  Es un individuo de corcho: flota. Ha sido militar, político, estafador, felón, traidor, etc. Todos estos encenegamientos no le impiden trepar. Su secreto es simple, es un animal doméstico. Entra al mundo, como siervo / paniaguado y sigue siendo servil hasta la muerte, en todas las circunstancias y situaciones nunca tiene un gesto altivo, jamás acomete de frente un obstáculo. La Constitución / Artilugio de 1980, le da plena garantía de sobrevivencia.

En un buen lenguaje se denomina doméstico a todo individuo que sirve. El hábito de la servidumbre trae consigo sentimientos de domesticidad.

January 1911, Hughestown, Pennslyvania, USA --- Child Coal Mine Workers --- Image by © CORBIS
January 1911, Hughestown, Pennslyvania, USA — Child Coal Mine Workers — Image by © CORBIS

Las personas dignas, cultas, son indomesticables. Su destino lo mejora en la lucha diaria por sus ideas y sueños. Su firmeza  y consecuencia los sostiene.

Los mediocres encharcan su sombra cuando el medio se lo exige. Los jefes encumbran en la misma proporción en que se rebaja su ambiente. En la dicha y en la adversidad, “aman y odian”, entre risas y lágrimas. Cada persona tiene un modo peculiar de ser, de constituir su carácter, su personalidad. El carácter es parte de la vida y mana de él, todas nuestras acciones. La persona con carácter no se deja domesticar. El individuo sin carácter / masa, funciona en el marco del prejuicio determinista. El determinismo, es un sistema filosófico que subordina las determinaciones de la voluntad humana, a la voluntad divina.

El sistema económico, político, social, capitalista salvaje globalizado adapta a la vida servil al individuo/masa.  El hábito de resignarse para medrar, le crea resorte cada vez más sólido que le permite que desaparezcan todo rasgo individual. La costumbre de obedecer, especialmente en los militares, engendra una mentalidad doméstica. El que nace siervo, lo trae en la sangre, según el maestro Aristóteles. No encuentra ambiente propicio para formar su carácter. Su vida, iniciada en la servidumbre, no alcanza nunca la dignidad.

La clase crea idénticas desigualdades que la raza. Los siervos fueron tan domésticos como los esclavos. La Revolución Francesa dio libertad política a sus descendientes, más no lo supo darles esa libertad moral que es el resorte de la dignidad.

El burgués / de clase media enriquecido, es odiado por el oligarca empresario sofofo dueño de la celestina universal / el dinero, más que el odio del proletariado, que es un aspirante la burguesía…

En el periodo de transición a la democracia del Chile legado por la dictadura fascista cívico militar, los individuos mediocres, especialmente la clase politicastra,  buscan un bajo nivel para domesticarse. En este Chile exitista y autocomplaciente, defienden la Constitución / Artilugio de 1980, impuesta por la dictadura fascista cívico militar. En el marco de este instrumento constitucional, manipulador, enajenador, espurio, fraudulento, una aberración en materia jurídica, ilegítima en su aprobación y antidemocrática en sus conceptos, para destacados expertos en Derecho Constitucional, se sienten realizado con “la libertad, la democracia y la justica en la “la medida de lo posible”…

En las grandes ciudades del país, niños marginales vagan desamparados sin un Estado de Derecho que se preocupe por ellos. Presos de la miseria y de la delincuencia, de la drogadicción, sin hogar y sin escuela, sobreviven entre el vicio, la delincuencia, perseguidos, maltratados por los aparatos represivos del Estado de Derecho, que debía protegerles.

estado-burgues

En la globalización del capital, “el nuevo orden mundial”, las piedras guías de Georgia / USA, la tiranía más déspota y desalmada de la Celestina Universal, todo conspira contra los marginados. Los pobres / los marginados no resisten al sistema y ceden ante las drogas, la prostitución, la delincuencia, etc.

“No hay libertad, democracia ni justicia que valgan, si falta la dignidad.

Prof. Moreno Peralta / IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *